20 de abril de 2021

Paramount+: The Good Lord Bird, arrolladora miniserie con un magnético Ethan Hawke

En la nueva plataforma de streaming se podrá disfrutar de la aclamada producción basada en la novela de James McBride

The Good Lord Bird (Estados Unidos, 2020). 
CreadoresEthan Hawke, Mark Richard. 
GuionMark, Richard, Ethan Hawke, Erika L. Johnson, Jeff Augustin, Kristen SaBerre, Lauren Signorino, basado en la novela de James McBride. 
ElencoEthan Hakwe, Joshua Caleb Johnson, Hubert Point-Du Jour, Beau Knapp, Ellar Coltrane, Daveed Diggs, Mo Brings Plenty. 
Disponible en: Paramount+. 
Nuestra opinión: muy buena.

Como si estuviera rescatando el poder de la tradición oral, un joven llamado Henry (Joshua Caleb Johnson) recuerda su primer encuentro con el abolicionista John Brown (Ethan Hawke) en la peluquería de su padre. “Mucha gente no ha oído hablar de él, y si han oído algo es solo que lo ahorcaron por traidor, por causar todo tipo de problemas, y provocar la Guerra Civil (…) Yo lo conocí y lo quería mucho, pero el día que lo ahorcaron solo hubo una cosa positiva: por fin pude dejar de ponerme ese vestido”, añade el pequeño, al que Brown confundió con una mujer, y quien nunca quiso contradecirlo.

Los primeros cinco minutos de The Good Lord Bird, miniserie cocreada, coescrita y protagonizada por Ethan Hawke que ahora se puede disfrutar en la nueva plataforma de streaming, Paramount+, no tienen desperdicio por todo lo que subyace en esas palabras introductorias de Henry, acompañadas de la inevitable imagen de Brown caminando hacia su propia muerte. La producción está basada en el libro de James McBride sobre la figura de ese hombre que, para muchos, fue un verdadero héroe abolicionista y, para otros, la representación del “salvador blanco”, un hombre muy lejos de poner en marcha misiones de carácter altruista. Cristiano radical, armado hasta la médula para acabar con el trabajo esclavo en la previa a la Guerra Civil, Brown recorrió el Medio Oeste de los Estados Unidos reclutando víctimas del racismo para sumar a sus filas, y la miniserie toma su figura logrando lo imposible: eludiendo la solemnidad.

El gag inicial de Henry sobre su peculiar amistad con Brown marca el tono de los siete episodios. En cierta medida, The Good Lord Bird -ese pájaro que tiene una connotación simbólica sobre el final del primer capítulo- utiliza el humor negro para poder abordar situaciones de una brutalidad insoslayable. La miniserie no esconde la escalada de racismo sino que la mira de frente, con la violencia puesta en primer plano, muchas veces con la comedia como género predominante. Los apasionantes monólogos de Brown que Hawke verbaliza con magnetismo nunca caen en el trazo grueso que debería tener un discurso “serio”. Por el contrario, las diatribas del hombre se abordan con el justo equilibrio entre el retrato pluridimensional de su figura y lo hilarante de su histrionismo a la hora de hablar de cómo todo hombre “es hijo de Dios” en una sociedad que buscaba ajusticiarlo ante cualquier reclamo por lo ecuánime.

“Todo esto es verdad, la mayor parte ocurrió”, la leyenda con la que abre cada episodio es otra muestra de esa necesidad de contar una historia faltándole un poco el respeto, despegándose de la estructura obsoleta de ciertas biopics -o bioseries, en este caso- para evidenciar que una obra puede moverse dentro de varios géneros considerados menores (comedia, gore), y aún así reflejar una cruzada a todas luces dramática con un ritmo avasallante. The Good Lord Bird es una miniserie intensa. Inmensa.

Por lo tanto, cuando emergen de su relato figuras como la activista Harriet Tubman, la razón de esa intensidad está implícita: no hay manera de esquivar las balas, de amortiguar el impacto de los hechos, de mirar a un costado. La miniserie no nos conecta con ese pasado (al que todavía se le da pelea) por las vías tradicionales, pero su objetivo lo cumple de igual modo. En esa reversión reside su excepcionalidad, en ambas acepciones del término.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *